Mis cortos relatos…

Ser un poco libre… un poco feliz

Hidra

Ser un poco libre… un poco feliz.

Hace poco encontré una pregunta en algún blog de esos que te dicen lo que quieres escuchar, una chica preguntaba si existía un remedio casero para olvidar a alguien, en sus palabras se notaba que realmente necesitaba apoyo, al parecer ya lo había  intentado todo, a mi modo de ver las cosas lo único que ella necesitaba, era despegarse del computador y salir a la vida real, tomar aire libre, entonces recordé mis técnicas para olvidar, recordé como ese día entraste a mi casa como un rayo de luz…   ¿Aire libre?  ¿Cómo tomar el aire libre si no para de llover? ¿Qué estás loco? Lo que yo no entendía es que él  en definitiva, estaba un poco  loco, pero que deliciosa locura, sal de tu cama por Dios, me  decía  mientras  yo luchaba por abrir los ojos.  ¡Hoy vamos a escalar! Mientras me desayunaba un aborto de gallina (huevo), se asomaba un esplendido sol guerrero, que sacaba combatiente su nariz en medio de esas negras nubes. Esto de escalar como un mono una piedra, se convierte en un estilo de vida, amo el aire libre, amo ese sol juguetón que amenaza con hacer llorar las nubes, amo ser libre para no tener que utilizar mis técnicas de olvido.

Hidra

Le pregunté si podía pescar un rato en esos inmensos ojos azules, que parecían un lago, y me respondió que si le regalaba uno de esos lunares que yo tenía para que le  sirvieran de carnada, como iba a saber yo, que en ese momento aquellos ojos no veían ni rastro de luz, el hombre era ciego, entonces le pregunté porque sabía de mis lunares, el respondió con una amplia sonrisa: Los lunares que tienes forman la famosa constelación Hidra en tu rostro, lo que pasa es que soy astrónomo.

RECETA DEL OLVIDO

PARA: 2 o 3 personas (depende de la traición)

TIEMPO DE PREPARACIÓN: De dos a tres días.

TIEMPO DE COCCIÓN: Depende de la persona, pueden ser días, semanas o incluso meses, antes de que se ponga en cocción una nueva relación.

INGREDIENTES:

  •  450 gr de corazón
  • 1 cucharadita de saliva de perro. (esto no es brujería, no se preocupe :) )
  • 1 pizca de picante
  • 3 dientes de ajo o del animal que quiere olvidar
  • 2 litros de lágrimas
  • 4 o más litros de vino, ron o tequila
  • Aceite para freír

PREPARACIÓN:

  • Desmenuzar los 450 gramos de corazón que por lo general tiene un humano promedio, puede ser el corazón ajeno o el suyo propio (si aun lo conserva).
  • De ya estar roto el corazón procurar no picarlo más de lo debido.
  • Humedecerlos, hundirlos y dejarlos en remojo en los 2 litros de lágrimas que previamente ha vertido sin tener en cuenta el lugar, la hora o la compañía. Dejarlos en remojo durante toda la noche y agregarse a usted mismo los 4 o más litros de vino, ron o tequila según el presupuesto. Se aconseja el tequila por sus propiedades curativas (es un gusto personal).
  • Al día siguiente escurrir y enjuagar los trozos de corazón respectivamente para tener la certeza de que lo pasado “pasado está”. Ponerlos en una cazuela grande, añadir los 3 dientes del animal infeliz ( fem. o masc, al gusto) que usted le quiso sacar en los días previos debido a la rabia y conmoción de los hechos. Freírlos bien en el aceite junto con su número telefónico.
  • Aplicar 1 cucharadita de saliva de perro, pues la sabiduría popular le atribuye beneficios curativos en heridas abiertas como la suya. Y por ultimo poner 1 pizca de picante en su nueva vida, divertirse y vivir alegremente la vida.

Por fin un día soleado

El azul del cielo me despertó, me sorprendí, hace mucho no veía un cielo así, las noticias de la noche anterior vaticinaban un día otra vez lluvioso, “ayer llovía afuera y yo vi adentro”, los días anteriores me alegré de no ser una de esas personas hundidas por el rio, sin embargo sentía tristeza, en otras circunstancias yo pude haber sido una de ellas, con al agua hasta el cuello,  con las esperanzas naufragando en ese inmenso rio antes dormido, hasta el perro flotando a mi lado, y yo quejándome porque no puedo dormir con los pies fríos; sin pensar siquiera que esas persona no pueden dormir porque realmente no tienen dónde. Muchos quisieran ayudar, pero nos hemos acostumbrado a ser espectadores de las noticias nocturnas, en donde  nos sorprendemos del mal ajeno, abrimos esos grandes ojos para decir “que mierda”, ya no solo el gobierno se ensaña con la gente más pobre, también lo hace la naturaleza, y el país solo reacciona si son los ricos los que sufren, si fue al alcalde al que se le daño su auto último modelo, porque sus ciudadanos no reciclan, porque llenan el planeta de dióxido de carbono, porque no sabemos apropiarnos de nuestros propios males, únicamente nos queda rezar para que no nos pase a nosotros mismos, para que esas personas que vemos por el noticiero y que vemos tan lejanas, de alguna manera  salgan de sus penas, yo rezo por mí, rezo por ellos, rezo por todos, rezo por mi país, rezo porque aunque no sea muy católica, en estos tiempos casi apocalípticos hasta el más ateo reza.

La reina estrangulada

No es un secreto para nadie “El poder corrompe”, es un hecho y se ve más en un país como el mío, mi Colombia, podría decirlo, teniendo en cuenta que mi país últimamente no es mío, no es de nadie y día tras día los corruptos pelean por ver quién tiene más influencia, por saber a quién le toca el pedazo más grande de esta inmensa torta llena de riquezas, tanto geográficas como climáticas. En los últimos años se ha visto gobernado por familias en donde el poder siempre ha permanecido,  es allí donde la lectura del libro de Maurice Druon – La reina estrangulada- causó tanto efecto en mí,  la historia de la monarquía francesa, es del todo impresionante, es un poco irreal, pero cierta, son hechos históricos en donde los reyes estrangulan sus mujeres, matan a la madre de sus hijos, únicamente para conservar el poder y mantener las buenas apariencias, en el caso de Francia, Luis X llamado por el pueblo “El turbulento”  manda asesinar su esposa, que al estar viva le impide casarse con otra mujer, y es que este caso parece sacado del noticiero del medio día de mi país, “muere mujer estrangulada por su marido” a este tipo de titulares ya estamos acostumbrados, es la triste realidad, yo amo mi país, pero considero que estos actos no deben ser ocultados con frases bonitas para despistar, hay que decir la verdad, y la verdad es esta , en un país como el mío las cosas son diferentes, se cuentan los mejores chistes para sobrellevar la maldad, se cocina la mejor comida porque barriga llena corazón contento y se  ven los mejores paisajes del mundo porque a decir verdad Dios para compensar tanta crueldad nos doto con tanta belleza en un territorio casi sobrenatural. Otanche boyacá

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.