Hidra

Le pregunté si podía pescar un rato en esos inmensos ojos azules, que parecían un lago, y me respondió que si le regalaba uno de esos lunares que yo tenía para que le  sirvieran de carnada, como iba a saber yo, que en ese momento aquellos ojos no veían ni rastro de luz, el hombre era ciego, entonces le pregunté porque sabía de mis lunares, el respondió con una amplia sonrisa: Los lunares que tienes forman la famosa constelación Hidra en tu rostro, lo que pasa es que soy astrónomo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: